Cabecera Blog

Cabecera Blog
Castillo de Sigüenza ( Guadalajara)

lunes, 13 de enero de 2014

Qué es y cómo funciona el aparato cardiocirculatorio

Mª Jesús Abenza, nos envía una nueva colaboración en este espacio reservado a cuestiones de salud, y que nos gusta denominar "El rincón de la salud". 

Este artículo está dedicado al aparato cardiocirculatorio, y podemos aprender qué es y cómo funciona. 

A todos nosotros nos ha resultado muy interesante... Gracias Mª Jesús:

Qué es y cómo funciona el aparato cardiocirculatorio

       Para continuar en la línea de cómo debemos cuidar nuestro corazón, intentaré explicar primero de una forma básica, la anatomía y funcionamiento del aparato cardiovascular para que de esta manera tomemos conciencia de que no sólo cómo, sino por qué debemos aprender a cuidarlo.

       El cuerpo humano está formado por millones de células con vida propia que para subsistir necesitan el aporte de oxígeno y materiales energéticos, así como la retirada o eliminación de materiales de desecho. Para cumplir estas misiones está el aparato cardiocirculatorio.

       Así pues, el aparato cardiocirculatorio es el sistema de distribución  y retirada de todos estos productos, y  básicamente está constituido, como ya hemos explicado en otras ocasiones por un conjunto de tubos elásticos que son las arterias y las venas, y un elemento fundamental que es el corazón.

       El corazón en cada latido expulsa un determinado volumen de sangre hacia una gran arteria llamada Aorta. Esta arteria por ramificaciones sucesivas, hace llegar la sangre a todo el organismo cediendo así   el oxígeno y los materiales  nutritivos que transporta.

       Mediante el sistema venoso (venas cavas), la sangre retorna de nuevo al corazón a una cámara llama auricula derecha. Desde aquí y a través de una cámara unidireccional, que evita su retorno (válvula tricúspide), la sangre pasa a una cámara, el ventrículo derecho, que la impulsa a los pulmones conducida por la arteria pulmonar.

       En los pulmones tiene lugar la incorporación de oxígeno a la sangre y ésta retorna al corazón por las venas pulmonares. La sangre así oxigenada es recibida en la aurícula  izquierda y a través de otra válvula (válvula mitral), pasa al ventrículo izquierdo que la impulsa de nuevo a la Aorta.
       
Este sistema circulatorio tiene una gran capacidad de adaptación a las cambiantes necesidades del organismo. En situaciones de reposo el corazón se contrae a razón de 60 a 100 latidos por minuto, pudiendo hasta duplicar esta frecuencia en caso de ejercicio máximo. El volumen de sangre que impulsa el corazón en condiciones de reposo es de unos 5 litros por minuto, pudiendo incrementarse hasta 4 veces más. De este modo, en 24 horas es capaz de impulsar unos 6 ó 7 mil litros.

       El corazón es fundamentalmente un órgano muscular (miocardio) que para realizar esta incesante actividad requiere una gran cantidad de energía.
      
Esta energía es asegurada por la sangre que llega conducida por una red arterial propia que son las arterias coronarias, que son unas ramas que salen de la arteria aorta. Recorren la superficie exterior del corazón en todo su contorno formando una especie de corona, de aquí su nombre, y dando a su vez sucesivas ramificaciones para todo el músculo cardiaco.
       
De esta manera el corazón se asegura su propio mantenimiento para poder mantener a todo el organismo.    

        



Por nuestra parte lo mejor que podemos hacer es cuidarlo y mimarlo  para que sus arterias coronarias no enfermen, a este órgano tan importante hay que amarlo de todo corazón.







María Jesús Abenza Ruíz. Enfermera C.S Alamín

1 comentario:

  1. Gracias Mª jesús por todas las colaboraciones en nuestra revista, ya sabes que nos encanta aprender contigo.

    ResponderEliminar

Seguidores

...

...